Realsa. Agencia de viajes oficial, donde podrá encontrar toda la información correspondiente a transportación, hospedaje y tarifas. Asimismo, podrá realizar su registro para reservaciones. Atención LEM Eduardo del Real.

 
S  E  D  E
 
 

 

Zacatecas
Muestra palpable de un tesoro minero vigilado por su cerro de la bufa. Ciudad de museos, tierra del zacate, ejemplo de belleza, cultura y tradición. Tesoro colonial de nuestro país con rostro de cantera y corazón de plata. Zacatecas, tierra colorada y de cielo cruel, de gente generosa y trabajadora, dueña de antiguas haciendas y templos color rosa donde se respira la historia. Cuna de Ramón López Velarde, Camino Real de la Plata en donde un santo niño desde su santuario nos protege.

Declarada una de las 180 ciudades más hermosas del mundo cuya belleza arquitectónica es respaldada por historia, arte, cultura y hospitalidad, por la UNESCO, organismo de la ONU responsable en valorar y otorgar la declaratoria “Patrimonio Cultural de la Humanidad” a ciudades cuyo centro urbanos es de tal valor histórico y arquitectónico que ya forma parte del patrimonio de la humanidad.

Reconocimiento que recibió Zacatecas en 1993, que se traduce en responsabilidad, y que nos avala ante el mundo como una de las ciudades más hermosas, siendo considerada por ello como una de las ciudades coloniales mejor preservadas del Continente Americano. Así también, es miembro del grupo de Tesoros Coloniales del Centro de México, a cuyos tesoros se suma el rico acervo cultural y museístico, así como las importantes zonas arqueológicas de "La Quemada" y "Altavista" y los insólitos y espectaculares sitios naturales de las sierras de Órganos y de Cardos.

El Estado de Zacatecas cuenta con una ubicación geográfica privilegiada, justo en el centro de la República Mexicana, su estratégica localización en la zona centro-norte del país lo conecta rápida y cómodamente con las ciudades más importantes y progresistas de México ya sea por tierra o aire. Contamos con inagotables alternativas donde se ofrecen experiencias en el marco de una mágica ciudad donde podrá disfrutar de la historia, el arte, la cultura y la tradición de un pueblo noble y leal. Zacatecas, es una ciudad de luz y color, con amplia oferta de lugares de entretenimiento y atractivos turísticos así como recintos históricos iluminados de noche. Los recintos son un mágico escenario para recorridos panorámicos, conciertos, exposiciones y las tradicionales “callejoneadas” caminatas por el centro histórico al son de la Marcha de Zacatecas y animados por un mezcal Huitzilán y finalizando con una muestra gastronómica regional.

Visite las entrañas de la tierra en la mina el edén, y disfrute de inigualable panorámica desde el cielo viajando por el teleférico y llegando hasta el Cerro de la Bufa donde tuvo lugar la toma de Zacatecas. La Ciudad de Zacatecas cuenta con una extraordinaria y extensa colección de arte resguardada en 10 importantes museos, que van desde el arte contemporáneo, hasta colecciones de arte universal y arte sacro. También, dentro del Estado, se encuentra uno de los sitios precolombinos más imponentes del norte de México, el sitio arqueológico “la Quemada” en el municipio de Villanueva y Altavista en Chalchihuites.

 En Jerez, tierra de Ramón López Velarde, se halla la esplendorosa Sierra de Carlos; en el pueblo minero del Sombrerete se encuentra la enigmática Sierra de Organos. En la Ciudad de Fresnillo se encuentra el Santuario del Niño de Atocha uno de los tres más importantes centros religiosos del país. Ahí mismo se puede apreciar la obra inmortal de sus hijos más célebres, Francisco Goytia, Manuel M. Ponce y Tomás Méndez. La gastronomía zacatecana es muy extensa y cuenta con platillos verdaderamente exquisitos, una repostería muy fina y delicada y excelentes vinos de mesa, así como la bebida espirituosa, el mezcal.

La habilidad, sensibilidad y creatividad artesanal de los zacatecanos se aprecia en el acabado de las magníficas piezas en plata, cantera rosa, textiles, bordados y tejidos, talabartería, cinturones piteados, piedras semi-preciosas, piezas de ónix y hierro forjado, principalmente. Entre sus recintos históricos más importantes se hallan el Ex Convento de San Agustín, ejemplo de arte barroco del siglo XVIII, el Museo Manuel Felguérez, el Teatro Fernando Calderón con su fachada de estilo neoclásico y un exquisito vestíbulo y el Antiguo Convento San Francisco, hoy museo Rafael Coronel.

Breve historia
Los vocablos náhuatl zacatl, que significa “zacate” y co “locativo” (lugar donde abunda el zacate), dan el nombre al Estado de Zacatecas y a su Capital. El territorio del Estado estuvo habitado por grupos étnicos y entre los siglos IV y X d.C., se desarrollan las culturas de “Altavista”, en Chalchihuites y “La Quemada”, en Villanueva, con inconfundibles características mesoamericanas. Con el descubrimiento de los ricos yacimientos minerales en el suelo zacatecano, se inicia la fundación de la actual ciudad de Zacatecas. A la llegada de los españoles, habitaban esta zona varios grupos indígenas (zacatecos, caxcanes, huachichiles, tecuexes, irritilas y tepehuanes). El primer asentamiento de españoles en la región fue en 1531, cuando fundaron la primera Villa de Guadalajara, en lo que ahora es el municipio de Nochistlán. Sin embargo, este asentamiento fue por poco tiempo, ya que debido a las rebeliones de las tribus locales, encabezadas por caxcanes, fue fundada nuevamente hasta consolidarse en el lugar que actualmente ocupa .

En 1546 se descubrieron importantes yacimientos de plata al pie del Cerro de la Bufa, y la noticia corrió ligera. El 8 de septiembre de ese mismo año se fundó la ciudad de Zacatecas, siendo los fundadores: Juan de Tolosa, Diego de Ibarra, Cristóbal de Oñate y Baltazar Temiño de Bañuelos. En 1585, Felipe II le concedió el título de “Ciudad de Nuestra Señora de los Zacatecas” , tres años después, la ennobleció y le concedió Escudo de Armas. Durante el periodo virreinal, se fundaron nuevos poblados, denominados Villas y Reales de Minas; así mismo, con la consecuente colonización y la explotación de las minas, se levantaron suntuosos edificios religiosos y elegantes mansiones que distinguieron con su imagen la importancia y abolengo de los habitantes de estas ciudades que, como Zacatecas, llegaron a figurar entre las más importantes de la entonces denominada Nueva España.

Durante la época colonial se establecieron varias órdenes mendicantes (franciscanos, agustinos, dominicos, jesuitas, juaninos y mercedarios), quienes levantaron grandes monasterios y templos. Estas edificaciones llegaban a competir, en suntuosidad y riqueza, con las regias mansiones de los ricos “aristócratas de la plata”. En el Periodo Formativo (siglo XIX), la ciudad adopta las modas decimonónicas del neoclasicismo y la influencia del estilo afrancesado, desarrollado principalmente en la etapa del Porfiriato.

 Aunque Zacatecas fue siempre una importante plaza activa durante los movimientos independentista y reformista, tuvo un particular papel en el periodo revolucionario, cuando se desarrolla en la Ciudad Capital la histórica “Toma de Zacatecas”, batalla en la que se define el triunfo de la Revolución Mexicana y que fuera gestada y ejecutada por los Generales: Francisco Villa, Felipe Ángeles y Pánfilo Natera.

No solo la ciudad de Zacatecas es rica en atractivos, también el Estado ofrece una amplia diversidad de sitios, lugares y manifestaciones populares de gran interés y para todos los gustos. Existen espectaculares sierras y montañas, cañones y grutas, pintorescas poblaciones, zonas arqueológicas, así como costumbres y tradiciones que hacen de Zacatecas una región con alternativas turísticas para todo visitante.

La Ciudad de Zacatecas
Esta nobiliaria ciudad, fundada el 8 de septiembre de 1546. cuando un reducido grupo de españoles, encabezados por Juan de Tolosa, descubren en las cercanías ricos yacimientos minerales. originalmente fue nombrada Minas de los Zacatecas.

Su riqueza mineral dio fuertes ingresos a la Corona Española, lo que hizo posible que recibiera el título de Ciudad de Nuestra Señora de los Zacatecas. La naciente población, en un principio fue conocida como “Las minas de los Zacatecas” y, gracias a la riqueza producida en tan pocos años, en 1585 le fueron concedidos por cédula real los títulos de Muy Noble y Leal Ciudad de Nuestra Señora de los Zacatecas y en 1588 su Escudo de Armas.

Zacatecas es una de las ciudades históricas mexicanas mejor preservadas y poseedora además de una de las más bellas muestras del exuberante barroco novohispano, como lo es su Catedral, en cuyo entorno se desplegó la actual ciudad, con sus importantes y suntuosos edificios, construidos y habitados por los nobles aristócratas de la plata, los predicadores religiosos y los recios mineros, que lograron formar una atmósfera -aún latente- que se resiste a ser vencida, en la que se sigue reflejando la inconfundible amabilidad, sinceridad y calidez de los zacatecanos.

Aspectos Generales
El territorio que ocupa el Estado, está enclavado en la Mesa Central, entre la Sierra Madre Oriental y la Sierra Madre Occidental, en una vasta región semiárida favorable para la agricultura debido en parte a la presencia de diferentes corrientes de agua que originan ambas Sierras. Tiene una superficie de 75,040 Km2, los Estados con los que colinda son: al norte, Coahuila; al noreste Nuevo León; al este, San Luis Potosí; al sur, Aguascalientes; al sur también y parte del suroeste, Jalisco; y al oeste, Nayarit y Durango y una división política de 58 municipios.

El Estado de Zacatecas, con una población de 1,400,000 habitantes, es un importante productor de materias primas de origen agrícola, pecuario y mineral. La tierra zacatecana produce frijol, chile, ajo, brócoli, vid, guayaba, durazno y nopal tunero. Zacatecas es también un Estado con importante producción ganadera, destacando las especies de bovino, porcino, caprino, equino y avícola. Así también, cuenta con importantes ganaderías de lidia de amplio reconocimiento en el país, tales como: Valparaíso, Torrecillas, El Sauz, José Julián Llaguno y Santa Fe, todas ellas, fracciones de las Haciendas de San Mateo, Jesús Cabrera, San Antonio de Triana, Suárez del Real, Presillas y Flores Huerta.

De las minas zacatecanas se extrae principalmente plata, plomo, zinc, oro, cobre y cadmio; además cuenta con importantes yacimientos de minerales no metálicos de uso industrial como: caolín, ónix, cantera, y cuarzo, entre otros.

En el territorio predomina generalmente el clima seco, aunque en las regiones del sur se puede disfrutar de un clima más generoso, puesto que oscila entre templado y sub-húmedo. A pesar de estas excepciones regionales, en el estado predomina una temperatura promedio anual de 16° C., siendo los meses más fríos de noviembre a enero; y aunque en el Estado las lluvias no son abundantes, las precipitaciones se dan por los meses de junio a septiembre.

Población: De acuerdo a los reportes del último censo (2000) del INEGI, el Estado cuenta con una población de 1,354,000 habitantes, cuyos principales núcleos poblacionales se encuentran concentrados en los municipios de: Zacatecas (124,000), Guadalupe (109,000), Fresnillo (184,000), Jerez (55,000), Sombrerete (62,000) y Río Grande (60,000) principalmente.

Respecto a sus vías de comunicación, Zacatecas se encuentra rápida y cómodamente comunicado con las ciudades más importantes y progresistas del país, ya sea a través de sus modernas carreteras y autopistas como la 45, 49, 54 y la 23, que son federales, así como por vía aérea que, a través de su Aeropuerto Internacional, se encuentra conectado con las principales ciudades de la República Mexicana por medio de diversa líneas aéreas que vuelan a: Tijuana, León, Morelia y a la ciudad de México, así como a Oakland, Los Ángeles y Chicago, de los E.U.A.

El Estado de Zacatecas tiene el gusto de recibir a todos los participantes al V Congreso Internacional sobre Mujer, Trabajo y Salud que se celebrará en la Ciudad de Zacatecas del 27 al 31 de octubre del 2008. Los trabajos del congreso tendrán como sede las nuevas instalaciones “Siglo XXI” de la Universidad Autónoma de Zacatecas.

 

Información tomada del Gobierno del Estado de Zacatecas

Bienvenida de la Gobernadora del Estado de Zacatecas


Universidad Autónoma de Zacatecas

Historia
La presencia de la Compañía de Jesús en Zacatecas data de 1590; sin embargo hasta 1750 dedica su templo (hoy conocido como Santo Domingo) y elabora un proyecto de instrucción que se cumple cuatro años después, con la fundación del Colegio de San Luis Gonzaga, el cual surge gracias a las donaciones hechas por un profesor jesuita para la enseñanza de gramática, historia, teología, moral, escolástica y filosofía. La autorización formal para su funcionamiento llegó demasiado tarde, en 1784, dieciséis años después de la expulsión de la Compañía de Jesús de los dominios de España. Como Real Colegio de San Luis Gonzaga, bajo la responsabilidad del clero secular y subvencionado por patronato real, se reinaugura en 1786, sobre la base dejada por los jesuitas, asimilando como suyas las constituciones de los colegios Mayor de San Pedro y San Pablo, y de San Ildefonso de México.

  

Básicamente, el contenido de sus programas era el mismo que en su primera etapa, además de la enseñanza de la lectura y la escritura. Así se inició lo que bien puede considerarse el punto de partida, no sólo de la Universidad Autónoma de Zacatecas, sino de la enseñanza formal, subvencionada por el gobierno en funciones.

 Las incidencias de la Guerra de Independencia, así como su consumación y la consiguiente desorganización de las finanzas, con su posterior rehabilitación, causaron el cierre del Colegio en 1824. Liberal y federalista de profunda convicción, Francisco García Salinas fue, en consecuencia, entusiasta promotor de la instrucción pública obligatoria. No es extraño que durante su gobierno se propusiera la fundación de una casa de estudios, con sustento legal en decreto del Congreso del Estado del 10 de octubre de 1831. La institución se fundó el 5 de noviembre del siguiente año, en la Ciudad de Jerez, empezando a funcionar de inmediato. Se establecieron las siguientes materias de enseñanza: gramática latina; filosofía; derecho civil, con preferencia para el derecho patrio; historia eclesiástica y derecho canónico. En abril de 1837 se trasladó a la ciudad de Zacatecas. Ya había tomado el nombre de Instituto de García. Siendo su primer director el licenciado Teodosio Lares, quien sería ministro de hacienda en el Segundo Imperio.

En 1843 se impartía física, matemáticas, cosmografía, cronología, gramática, latinidad, francés, derecho, economía, sicología, moral y teodicea, música y dibujo. Funcionaban además las academias de derecho y bellas artes. Con estas y otras adiciones posteriores, se abrió el campo a las ciencias experimentales perdiendo presencia las humanidades. Reflejando las circunstancias históricas, el Instituto fue cerrado en varias ocasiones. Así en 1853 se cierra por conflictos políticos entre Aguascalientes y Zacatecas; en 1858 por la Guerra de Reforma, y en 1864 por la segunda intervención francesa. En 1869 se abre la escuela preparatoria, adoptando los planes de estudio de su homónima de la ciudad de México. En 1870 se crea la escuela de partero, antecedente de la enfermería, así como la carrera de topografía e hidrología; le siguen las carreras de minería y beneficio de metales, ingeniería civil y, ensaye y apartado de metales.

 

En 1876 el ingeniero José Árbol y Bonilla fundó el observatorio astronómico; en 1880 se adquirió el equipo experimental de física y química, y la colección de herbolaria. Todo esto es reflejo de la tendencia positivista que dominaba la instrucción pública nacional (durante la República restaurada) particularmente durante el porfiriato. La culminación del proceso llegó en 1885. A partir de entonces, la denominación cambió a “Instituto Científico y Literario”.

El movimiento de 1910 también se reflejó en la vida institucional. En 1918 el Instituto tomó el nombre de “Colegio del Estado”, y a partir de 1920 adopta el nombre de “Instituto de Ciencias de Zacatecas”, bajo la responsabilidad de un consejo de educación y sin dependencia del gobierno. Por razones políticas, el general Matías Ramos cerró el Instituto en 1934. Tres años después fue reabierto para continuar funcionando con cierta regularidad. Su primera Ley Orgánica fue aprobada por el Poder Legislativo de la entidad en mayo de 1951. En 1958 se reorganizaron sus estudios, estableciéndose las escuelas de: Derecho, Enfermería e Ingeniería, separadas de la Preparatoria. Al año siguiente, el Gobierno Estatal otorgó y garantizó jurídicamente la autonomía académica y administrativa, denominándolo Instituto de Ciencias Autónomo de Zacatecas, otorgándole, en 1960, una Ley Orgánica concordante con su nuevo status.

Es connotativo sin embargo, el hecho de que el Instituto de Ciencias sólo contaba con bienes inmuebles que no satisfacían su creciente población, además del hecho de que en esa época el subsidio recibido era miserable, por tanto dichos inmuebles realmente se encontraban en estado de ruina. Por fortuna para la comunidad universitaria, se comenzó a considerar la ampliación, remodelación y construcción de los bienes inmuebles con los que entonces contaba la Universidad. Abraham Torres, todavía designado por el gobernador, asume el cargo de Rector. Se construye el conjunto de edificios de la Unidad Universitaria I, el cual es vivo ejemplo de la lucha por crear las condiciones necesarias para que el estudio y la academia se lleven a cabo. De esta forma surge la fachada principal de nuestra máxima casa de estudios. En este conjunto universitario se albergaron las Escuelas de: Odontología, Medicina Veterinaria y Zootecnia, Economía, Contabilidad, Enfermería y, Medicina Humana y Ciencias de la Salud. Todas ellas de reciente creación. La currícula se complementaba con la Escuela Secundaria, la Escuela Preparatoria, la Escuela de Derecho y la Escuela de Ingeniería, las cuales estaban aglutinadas hasta ese momento en el edificio que actualmente ocupa la Escuela Preparatoria No. 1. Debe hacerse notar que el estilo arquitectónico del conjunto recién creado, es un parangón de atrevimiento por sus características. Sobre todo respecto a la tradición arquitectónica heredada por el núcleo urbano de Zacatecas, el cual, como es bien sabido, es un muestrario excelente de estilos europeos y de la conjugación de éstos con las variantes locales y continentales. Así, mientras el centro de la ciudad presenta estilos que van desde el Barroco Churrigueresco hasta los estilos franceses importados por Don Porfirio Díaz. Este centro universitario plantea una variante exclusiva del modernismo, muy cercano a lo generado durante las mismas fechas en países latinoamericanos como Brasil (siendo Norman Nyemayer su principal exponente). Variante exclusiva incluso para la localidad, en la que, por ejemplo, ya se venían desarrollando diferentes edificaciones con pretensiones modernistas, pero más avocadas al conservadurismo de las escuelas europeas (como la Bauhaus). El modernismo en cuestión no se plantea límites, siendo, desde un punto de vista crítico un tanto fuera de foco respecto a una visión más funcional del conjunto, justificado, sin embargo, por su momento de paráfrasis en los movimientos estudiantiles y sociales convocados a nivel internacional. Así se fueron adquiriendo otros bienes, tales como el reactor nuclear de funcionamiento crítico, y el Teatro Fernando Calderón. En resumen, se produce la expansión justificatoria de la conversión de ICAZ en UAZ.

Desde sus primeros años la Universidad se orientó hacia un carácter democrático, crítico, de libertad  y de controversia. Entre 1971 y 1972 se efectuó el "Simposio de Reforma Universitaria", en el cual se debatió en forma amplia. Se analizó la estructura, organización y funcionamiento institucionales, así como el contenido, metodología y técnicas de enseñanza, las formas de vinculación con los sectores desprotegidos de la sociedad, etc.

 
Ahí se conformó la Universidad que en esencia ha prevalecido hasta el presente.

En los cuatro primeros años de vida universitaria, la población escolar creció exponencialmente. Sus recursos también se incrementaron, además de los esfuerzos por mejorar cualitativamente. En lo subsecuente aparece la creación de nuevos planteles universitarios donde las Escuelas que ocuparon el primer conjunto universitario se fueron expandiendo. Todo ello como parte de un proyecto nacional de remodelación, ampliación y construcción de escuelas, dirigido por el Comité Administrador del Programa Federal de Construcción de Escuelas, CAPFCE. Los planteles fueron ubicados, en su mayoría, fuera del primer conjunto, es decir, en la zona conurbana Zacatecas- Guadalupe, y en predios rurales ubicados en diferentes municipios del Estado.

En 1977 se pretendió frenar la tendencia crítica, democratizadora y popular, por sectores que llegaron al extremo de tomar la Rectoría por las armas. La mayoría de los universitarios defendieron con firmeza el principio de autonomía, el cual prevaleció. En los años siguientes continuó reflejándose localmente la tendencia nacional a masificar la enseñanza superior. Los universitarios, por su parte, crearon una cultura de confrontación y compromiso político en todas las instancias de la vida académica. Al finalizar 1984 se contaba con trece escuelas, las cuales ofrecían 16 carreras diferentes, desde el nivel medio hasta el postgrado. Existían además tres institutos y dos centros de investigación, junto con dos núcleos, adjuntos a sendas escuelas, también dedicados a esta función. En el período 1984-1988 se incrementó en cuatro el número de escuelas profesionales que ofrecían veintiún opciones diferentes en el grado de licenciatura y doce en el postgrado. Se ampliaron las relaciones de intercambio con instituciones de educación superior del país y del extranjero, y se incrementó la actividad destinada a cumplir con las funciones sustantivas de investigación y extensión de la cultura y los servicios. Se pugnó por mejorar los niveles de rendimiento académico.

Punto culminante de este período fue la realización, en 1988, de las dos primeras fases del Congreso General Universitario. Se propuso abrir un camino para la reforma de la educación superior, caracterizándola por su sentido democrático, y la construcción de propuestas que articulen el saber con los procesos de cambio social. En el Congreso se aspiró a expresar una nueva cultura universitaria, plural, participativa, tolerante y rigurosa en el análisis. Todo ello como muestra del avance hacia una etapa de madurez institucional. En los años de 1998–2000, nuevamente la Comunidad Universitaria vive un Proceso Integral de Reforma, que la conduce a mejoramientos en las estructuras académicas, administrativas, financieras y legales. Destaca la creación de una nueva Ley Orgánica, y el cambio en el esquema administrativo global, dividiéndose la Universidad en Áreas del Conocimiento, cada una de las cuales está integrada por Unidades Académicas (antes Escuelas o Facultades), que a su vez se integran por Programas. En cada espacio académico inician o continúan las reformas a la currícula.

Desde 1996, después de casi un cuarto de siglo, cuando se construyó el primer conjunto universitario, ocurre un proceso de descentralización de la administración federal, el cual encamina al CAPFCE al mismo proceso. El resultado es la delegación a nuestra Universidad de la responsabilidad en cuanto a: proyección, diseño y construcción de su infraestructura física. Este proceso que ya había sido implementado muchos años antes en otras universidades de la República, dándose ahora a nuestra máxima casa de estudios esa misma responsabilidad.

  

Aunque al principio siguió la emulación de los proyectos preestablecidos por el CAPFCE, fue el Edificio de la Escuela de Música el primero en romper con ese esquema. Posteriormente un edificio en la Facultad de Derecho, los Edificios que conforman la Unidad de Posgrados y los edificios que albergarán las carreras de: Historia, Antropología, Filosofía y Letras; llegando en la actualidad a consolidarse con la proyección, la planeación y el diseño del Nuevo Campus Universitario Siglo XXI.

Los efectos de la modernización y los nuevos descubrimientos técnicos y científicos imponen la creación de nuevas y mejores instalaciones para el desarrollo de las actividades de enseñanza e investigación en los Centros de Educación Superior. La planta física con que cuenta la máxima Casa de Estudios de nuestro Estado ha sido rebasada espacial y operativamente, por lo que, para estar a la altura de los nuevos retos y desafíos en materia de educación y en congruencia con la política educativa, se propone la construcción de un espacio que concentre la infraestructura del nivel superior actual y a futuro Debido a las condiciones políticas y económicas dadas en los últimos años, nuestra Universidad ha sido apoyada por los Gobiernos Estatal y Federal para la consolidación de su academia, comprometiéndose a llevar a cabo la reforma que hemos visto con anterioridad, así como para la renovación de su infraestructura física, ya que la evaluación de su capacidad instalada ha demostrado que es ineficiente, subutilizada y obsoleta. De esta manera el presente Plan Maestro de Construcción responde a la priorización de la consolidación de la infraestructura física de las DES, siendo la de Ciencias de la Salud su prioridad número uno, continuándose con las demás de acuerdo a la urgencia y avance en sus necesidades.

Es en estas instalaciones de Ciencias de la Salud que se albergarán y desarrollarán los trabajos del V Congreso Internacional sobre Mujer, Trabajo y Salud.

Misión
La misión de la UAZ consiste en educar y formar profesionistas emprendedores, responsables y honestos, con una sólida formación humanista, científica y tecnológica, capaces de contribuir al desarrollo integral del Estado de Zacatecas y de México;  comprometidos con la solución de los problemas regionales y nacionales, principalmente con la lucha contra la desigualdad y la marginación;

 Respetuosos del medio ambiente y de los derechos humanos, tolerantes y estudiosos de distintas ideas de pensamiento con una actitud crítica para comprender los fenómenos socio políticos del mundo que les toca vivir y entenderlos como una oportunidad para proyectar sus valores, conocimientos, habilidades y cultura, lo que es nuestra identidad

Visión
Las instituciones con una sólida organización son aquellas que tienen claridad en su perspectiva de futuro, saben planear y adelantarse a los acontecimientos, son proactivas, además conocen y desarrollan el área de oportunidad que fundamenta su origen. La Universidad Autónoma de Zacatecas, “Francisco García Salinas”, reconoce que su mandato institucional y social es educar, para cumplirlo debe investigar con rigor científico los problemas sociales y de interés público, plantear propuestas de solución y elevar la calidad de su sistema educativo.

Visión al 2012
La Universidad Autónoma de Zacatecas, “Francisco García Salinas”: Es una institución que vive y desarrolla la cultura de la planeación estratégica participativa, su organización académica se sustenta en el fortalecimiento y desarrollo de las áreas del conocimiento, concretizando así el resolutivo del Congreso General de Reforma Universitaria 1998-2000. Es reconocida como la institución líder en educación media superior y superior en el Estado de Zacatecas. Es la institución que guía los mecanismos de comunicación e interrelación, compartiendo fortalezas y recursos con las instituciones de educación y por ello es reconocida como una palanca para el desarrollo de la Entidad, articulación que posibilita cumplir el mandato social: consistente en ofrecer educación de calidad y pertinencia a la sociedad zacatecana. Se encuentra comprometida en un esfuerzo en común con las instituciones de educación pública y autoridades de nuestro Estado para erradicar los problemas de educación entre la población infantil, logrando con ello elevar el índice de quienes inician sus estudios de primaria y logran concluir con sus estudios profesionales y de posgrado. Cuenta con un modelo académico centrado en el estudiante. Se encuentra en pleno desarrollo y expansión de su oferta educativa a través de su internacionalización y de la puesta en operación de nuevos modelos educativos como la educación a distancia, semipresencial y virtual. Sus programas académicos son flexibles y polivalentes y cuentan con una sólida oferta académica con salidas laterales. Sus planes y programas en su mayoría están acreditados y los faltantes se encuentran en evaluación para acceder a la misma. Cuenta con la planta académica más sólida en el estado por sus altos grados de profesionalización. Los planes de desarrollo de sus cuerpos académicos son congruentes con los planes de desarrollo institucionales, con el perfil de egreso, la de los programas académicos y con las líneas de investigación acordadas institucionalmente. La investigación se desarrolla a través de redes inter y transdiciplinarias, permitiendo proponer alternativas de solución a los grandes problemas de nuestro entorno: el campo, el semidesierto, la migración, el agua, las enfermedades de lenta evolución, la transición demográfica y epidemiológica. La extensión y vinculación se orientan a indagar y proponer alternativas de solución ante cualquier problema del entorno. Sus estudiantes cuentan con una formación integral y están comprometidos con su propio aprendizaje. Sus egresados se caracterizan por su compromiso con la solución de los problemas estructurales de nuestro Estado y tienen una alta aceptación social. Los trabajadores universitarios se identifican plenamente con los valores, misión y visión de la institución, asumen su rol con agrado y satisfacción.

  

La UAZ es reconocida por los propios universitarios, por la sociedad y por los sectores público y privado, como una institución con finanzas sanas, por su transparencia, logrado a través de una política permanente de rendimiento de cuentas y por su vocación de respeto a la normatividad universitaria. 

Pero más que nada, por su preocupación para fomentar entre la población el conocimiento y respeto del estado de derecho y de la adecuada procuración de justicia.

Información tomada del Plan Maestro 2006 de la UAZ

Bienvenida a la Universidad Autónoma de Zacatecas

 

Visitante Número

Imagen autoría de Raúl Cedillo
Las mariposas íconos son
figuras prehispánicas


Sito financiado por Soul Vision SA               Sitio desarrollado por Alternativa Digital                 Derechos Reservados Zanzana, Conocimiento y Expresión AC